José Luis Ibáñez Salas


Consejo editorial

Nací el año que mataron a Kennedy. Que ya ha llovido. Decir que desde pequeñito me gustaron los libros y que por eso me hice editor sería faltar a la verdad. No del todo. Pero la faltaría. Comencé a ser algo parecido a un editor cuando en 1991 ¿o fue en 1990? disfruté del privilegio de trabajar a las órdenes de Ricardo Artola en la indispensable Enciclopedia de Historia de España que dirigía su padre, Miguel Artola, maestro mío en las aulas de la Universidad Autónoma de Madrid y maestro asimismo de este que firma en aquellos días de aprendizaje de los entresijos de la edición.

Tal vez cosas así contribuyeran a que Santos Rodríguez me ofreciera en 2008 dirigir la colección Breve Historia que enseñorea su catálogo de Nowtilus y que cuatro años más tarde Ramiro Domínguez contara conmigo para dirigir la colección Biografías de su prestigiosa editorial, Sílexy me publicara en 2013 mi primera obra historiográfica, El franquismo y, dos años después, La Transición.

Ah, y los libros de texto que en McGraw-Hill y en Santillana dejan constancia de mi labor también deberían de aparecer aquí. Y aparecen. Y no me olvido de mis cinco años, los que transcurrieron entre 1995 y 2000, al frente del área de Historia de la Enciclopedia Multimedia Encarta de Microsoft, ni de los muchos que hasta su desaparición dediqué a asesorar, escribir y colaborar de todas las maneras posibles en una obra pionera y malhadada.

Además de haber escrito para la revista digital española Fernando Martínez y para la colombiana Al Poniente, ahora colaboro habitualmente con el diario digital Nueva Tribuna y soy el director editorial dePunto de Vista Editores. Quizás por ese tipo de cosas es por las que mi amigo el historiador José Luis Gómez Urdáñez me llama “agitador cultural”.

 

Síguenos

SUSCRÍBETE